BUSCAR

21 oct. 2014

CHAMPAGNE


N me gustó el champagne           
hasta una mañana de agosto                                     
en la  que atrevidos,                               
lo compartimos.  

               
El primer sorbo,                                          
ahuyentó el miedo.                                      
Con el segundo,                                                                   
te supe mi dueño.  

Las burbujas 
calentaron mi alma,
tus manos 
me entibiaron 
                         el cuerpo.

En el tercero,
comencé 
a saborearlo.


Seco, fuerte y fugaz.
Así fue el instante
en el que te amé…
                        después…

Las burbujas
se evaporaron,
la botella quedó vacía.
Seco, fuerte y  amargo.
Así me sabe el champagne.
Ahora que aprendí,
                             tomarlo,
                                          no quiero.      






2 comentarios:

Pitty Piedrabuena Grasso dijo...

Muy bonito está! Besossssssssss

Piel de lechuza dijo...

Gracias Pitty!
Un beso